Necesito ideas para mi trabajo: ¿cómo me inspiro?

arrow-945264_1280¿Has estado alguna vez frustrad@ por no encontrar ideas realmente originales para tu problema empresarial?

Si eres un mando medio o directiv@, te habrás encontrado con que, de cuando en cuando, es preciso encontrar ideas innovadoras para nuestra parcela de responsabilidad. Y cuando llega el momento, en lugar de seguir las recomendaciones sobre creatividad del sabio John Cleese en relación a aislarse del mundo y darnos tiempo de calidad para pensar, decidimos tomar un papel en blanco y apuntar cuatro cosas en 15 minutos para, muchas veces acto seguido, desmoralizarnos. Porque lo que apuntamos es realmente un montón de ideas que tenemos en nuestra cabeza que realmente no tienen mucho de original porque se basan en un benchmarking que estamos inconscientemente realizando sobre la marcha.

Si habéis leido el libro de Harvard Business Review “Hard Facts, Dangerous Half-Truths And Total Nonsense: Profiting From Evidence-Based Management” sabréis que el benchmarking es algo muy peligroso y cada vez menos útil. Porque, queridos amigos, sobra información y faltan ideas originales.

La creatividad empresarial es mucho más que la innovación incremental (“mejorar un poquito lo que ya tenemos”). Aquí en rootgood lo tenemos perfectamente claro. Es por ello que, para ayudar a fomentar la creatividad empresarial, creemos en el valor de los ejemplos.

Y por eso los incluimos en rootgood.

Imagen: Geralt.
Advertisements