Encontré 2 personas perfectas para un mismo puesto: ¡ayuda! (caso práctico 4)

herramientasEl otro día vino a casa Ricardo, un manitas que nos ayuda de vez en cuando con cosas de la casa (en este caso teníamos la cisterna del baño de la entrada estropeada). Es una gran persona y mejor profesional. Siempre que viene alguno de mis hijos se acercan para preguntarle cosas (las conversaciones no tienen desperdicio) y, muchas veces, se fijan en la caja de herramientas que lleva.

No se si vosotros os habréis fijado alguna vez, pero los manitas siempre, siempre, siempre encuentran en su caja aquella herramienta que necesitan. Es alucinante, es como la bolsa de Sport Billy, si recordais los dibujos animados de hace un tiempo. Es posible que no tengan la pieza adecuada para solucionar el problema pero saben que con las herramientas que llevan en la caja serán capaces de resolver el reto entre manos.

Amigos, con la creatividad, en mi opinión, pasa algo parecido. La caja de herramientas son los pensamientos estructurados que tienes en tu cabecita, concretamente en tu cerebrito. Es posible que no pese mucho (aproximadamente un 0,8%-2% de tu cuerpo; correcciones necesarias en caso de que seas aficionado al sumo, que entonces será incluso menos), pero es como el motor de un avión, “pequeño” en comparación con el resto de la estructura, pero matón.

Las herramientas se llaman principios de creatividad. ¿Qué son? Sencillamente, unos conceptos que nos permiten encontrar soluciones creativas a los problemas que tenemos delante.

Si lo piensas un momento, ¿qué analogía hemos empleado para explicar el mismo concepto de principios de creatividad? Pues uno denominado la analogía. Hemos hecho una analogía entre una caja de herramientas físicas y una caja de herramientas mentales. Esta claro que las analogías nos ayudan a entender los conceptos pero, ¿cómo nos puede valer la herramienta de creatividad de la analogía para encontrar una solución creativa a un problema? Veamos un ejemplo aplicado, como siempre, al mundo profesional.

Jaime se encuentra en una posición difícil. Ha encontrado 2 personas muy valiosas para contratar dentro de su equipo de banca de inversión. Ambas tienen la experiencia adecuada para el puesto de Vicepresident (9 y 10 años respectivamente), gran capacidad de trabajo, habilidades de colaboración en equipo e inglés nivel Proficiency. Pero Jaime únicamente tiene presupuesto para un puesto. Sabe que la persona que no contrate va a acabar en su competencia y siendo cuatro gatos en el mercado le podría acabar quitando clientes. ¿Qué solución “diferente pero no escandalosa” podría encontrar para tomar la decisión correcta?

  1. Aplicamos el principio de analogía, listando aleatoriamente una serie de sustantivos al azar (para esto podemos coger un libro o revista cualquiera). En este caso seleccionamos las palabras “reloj” y “bañador”.
  2. Una vez hecho esto, generamos frases que nos evocan dichos sustantivos y su funcionamiento en la vida práctica.
  3. Posteriormente generamos en primera derivada pensamientos de aplicación a nuestro problema. ¿Cómo se relaciona la frase anterior con nuestro problema?
  4. Repetimos el proceso una o dos veces hasta que nuestra mente encuentre soluciones diferentes.

Puedes visualizar el caso práctico en esta imagen.

ejemplo analogía_2

 

by-sa Creado por Ernesto Lluch Moreno. 2014. Imágenes: zzpza, Cinsky y Ralph/Jenny.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s