Encontré una entrada para la final de Lisboa en el Cercanías de Madrid

Estaba volviendo en tren de cercanías de ver el partido del Madrid en el Bernabeu [1]. En Recoletos, se sienta un tío justo enfrente de mí. Lleva una bufanda del Madrid, yo llevo también la mía. Le piso sin querer (los cercanías de Madrid se prestan a esto) y arrancamos la conversación de manera natural. Nos acababan de dar un meneo bastante importante, 0-3 nada menos (no como ahora, que vamos a ganar todos los títulos).

Despúes de unos minutos de observaciones banales el hombre me cuenta que el Madrid va igual que su vida laboral. Comenta que ha trabajado de directivo en el sector financiero y que lleva  2 años largos en el paro y que no ve oportunidades algunas de salir del atolladero. Así, a bote pronto, siendo del sector financiero confesaré que, de saque, no mi dio ninguna pena. No obstante, el hombre la verdad es que era un tío educado, gracioso y muy listo. Cuando digo muy listo, quiero decir, muy inteligente, muy vivo en los razonamientos.

Empezamos a hablar del sector transporte, sector en el cual trabajo, y el tío utiliza fenomenal los números.  Comprende también todas mis objeciones y mis contraargumentos, demostrando que es alguien de gran valía y con quien sería muy fácil trabajar.

Al hilo de la conversación, empecé a divagar sobre lo bueno que sería que la gente de recursos humanos de las empresas pudiera acceder de manera más transparente a la información de la valía real de las personas. Vamos, le daba a entender que si él no tenía empleo era porque las personas de RRHH no habían podido llegar hasta sus verdaderas capacidades. Le planteo que sería tremendamente útil que existiera un Linkedin de video [2], en el que las recomendaciones de las personas tuvieran las siguientes características: i) la persona que recomienda a otra debe haber trabajado con ella ii) la persona que recomienda debe declarar a la cámara que no guarda relación familiar directa o indirecta, o de amistad regular iii) Debe hacer referencia a problemas concretos que ha resuelto la persona recomendada [3]. 

Discutimos un rato sobre cómo monetizar un portal de estas características y llegamos a la conclusión de que no debería ir ligado a un modelo de publicidad. Que el pago debería ser por descarga de vídeo. Así, una persona de RRHH pagaría, por 10 candidatos para un puesto y 10 videos de recomendaciones por candidato, un total de 100 € (1€/vídeo descargado). Es decir, el equivalente a 2 taxis a Barajas. Sobre todo, los vídeos de 2 minutos de la plataforma harían que los 100 vídeos los pudiera ver tranquilamente en el transcurso de una mañana, con un increíble ahorro de tiempo en entrevistas intermedias. Y mucho mayor acierto en la contratación [4].

En fin, después de 34 minutos dándole forma a la idea de negocio llego a Las Rozas, donde me despido rápidamente y hago el ademán de bajar. De repente, el tipo me agarra del brazo y me dice: “Si te atreves a montar este negocio, te financio con 150.000 €, tú te quedas el 51% y yo el 49%”. 

Llega el 24 de mayo de 2014. Casi 3 años después de aquel viaje en tren, Manuel (a la postre me enteré que era business angel [5]), Concha (su mujer), Sonsoles (la mía) y nuestros hijos entramos en el Estádio do Sport Lisboa e Benfica. Ambos llevamos la misma bufanda de aquel día del Cercanías, y debajo una camisa con el logo de Verazia, la empresa de internet que habíamos imaginado (y posteriormente creado) y que nos había permitido dar trabajo a más de 42.000 personas y generar un retorno sobre la inversión de 25x. A ver si el Madrid aprovecha sus oportunidades como nosotros lo hicimos con las nuestras.

—————————————————————————————————————————————-

by-saCreado por Ernesto Lluch Moreno.  

Foto: eldelinux via photopin cc

Nota: los personajes y detalles de este post son una ficcion; la imaginación de la idea de negocio no lo es.

Como siempre, incluyo el recopilatorio de pensamientos que han dado lugar a la idea de negocio o inspirado los detalles de la misma:

  1. En la fiesta sorpresa que hace poco me dieron mi familia y amigos, el gancho fue llevarme a un partido de fútbol. También las semifinales de esta semana me han inspirado.
  2. Los vídeos a la cámara de “no al racismo” de la Champions tienen mucha fuerza. Decir las cosas a la cámara no es lo mismo que escribir 2 líneas de texto.
  3. La importancia de conocer los detalles concretos de qué aporta cada persona a su entorno en una empresa. No los amiguetes que tenga, los “favores que haya hecho” ni “lo bien que caiga”, sino las cosas concretas que ha hecho para el equipo, y para que su empresa gane.
  4. Personas de mi entorno que comentan lo lento y pesado que es el proceso de selección de cualquier empresa ahora mismo.
  5. He conocido a alguna persona de capital riesgo en mi trabajo habitual.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s