Idea de negocio: “Funcionarios trabajando el 100% de su jornada laboral”

relaxed-148083_640La Administración pública es esencial para el buen funcionamiento de nuestro país. Los números son evidentes: 2,5 millones de empleados públicos y 116.000 millones al año en salarios, el 27% del presupuesto total de 2014. Adicionalmente, el impacto de los empleados públicos en el funcionamiento de una economía es abrumador. Por otra parte, bien es cierto que, en términos generales, el ritmo de trabajo en la Administración Pública parece diferir del sector privado, al menos en relación con algunos perfiles laborales. Así, hay personas en la Administración a las que parece sobrarles tiempo por falta de presión interna, motivación, falta de incentivos o por combinaciones de las anteriores.

Llevamos mucho tiempo quejándonos de la Administración Pública, pero muy poco planteando soluciones innovadoras al problema, centrándonos generalmente en la socorrida reducción de plantilla. Por tanto, a continuación planteo una posible solución innovadora para el aumento de la productividad de la Administración Pública en sus diferentes niveles (estatal, regional, provincial y municipal). Se basa en los siguientes elementos:

  • A un trabajador de la Administración (p.ej: de una Dirección General de un Ministerio –ver 1 en figura-) le sobra tiempo que podría dedicar a una segunda unidad pública (p.ej: a la Concejalía de un Ayuntamiento; -2-). Supongamos que le sobran 10 horas al mes – 3-.
  • Se establece un sistema para incentivar tanto al trabajador “con horas sobrantes” como a su jefe (el director de la unidad 1 o unidad que entrega su remanente de horas). El incentivo para el trabajador sería cobrar un bonus asociado a la productividad adicional generada -4-. El incentivo para el director sería recibir el año siguiente en presupuesto de su unidad un porcentaje de la productividad generada -5-.

Para poder llevar a cabo el proceso anteriormente descrito será imprescindible dos condiciones:

  • El establecimiento de unas métricas adecuadas que permitan medir la productividad de la unidad receptora de las horas adicionales – 6-. Es decir, si el empleado de la unidad 2 tramita expedientes, con la ayuda del empleado 1 deberá ser capaz de tramitar dichos expedientes con una mayor velocidad media y/o con un mayor nivel de calidad (es decir, con menos reclamaciones). Todo ello deberá tener repercusiones muy positivas sobre el funcionamiento de la unidad 2.
  • La realización de una rigurosa auditoría anual por parte de una entidad independiente -7- que tenga experiencia específica en el tema auditado. Es decir, si el objetivo es comprobar que la unidad 2 tramita expedientes (p.ej relativos a autorizaciones sanitarias) con mayor celeridad, la empresa auditora deberá saber perfectamente cómo funciona este proceso. También deberá entender dónde está el ahorro económico así como los posibles efectos perversos que puedan aparecer derivados de la puesta en marcha del sistema. Esta empresa independiente, en el fondo, será un grupo de empresas independientes ya que no habrá una única empresa que pueda cubrir todas las opciones de especialización necesarias. Así, el negocio consistiría en vender a la Administración los servicios de auditoría de optimización de la fuerza laboral de empleados públicos. Dicho negocio tendría un mercado de largo plazo ya que no es previsible que la Administración desaparezca (ni queremos que así sea; en España nos quejamos mucho pero con ver los servicios públicos de otros países más adelantados que nosotros valoraríamos lo que tenemos). Además, la empresa debería tener en su plantilla empleados públicos ya jubilados con experiencia específica de “donde están los agujeros de productividad del sistema”.

¿Pensamos que esta idea es imposible? También hubiéramos podido pensar hace unos años que un sistema de carnet de conducir por puntos podría haber sido una auténtica barbaridad, pero la realidad es que, aún todavía siendo trágica la situación, los accidentes llevan 10 años reduciéndose (concretamente entre 2005 y 2013 el número de víctimas mortales se ha reducido un 65%). Es decir, la idea funciona. En relación a los efectos perversos anteriormente mencionados, es verdad que en el carnet por puntos hemos oído muchas “trampas” tales como la venta de puntos entre amigos y situaciones similares. Es cierto, ya sabemos que “hecha la ley, hecha la trampa”. Ahora bien, estudiemos los resultados. ¿Funciona o no funciona el sistema?

En este sentido, ¿crees que es posible incrementar la productividad de nuestra Administración pública con éste u otro esquema?

Aquí tienes el fichero de la idea (Descargar Powerpoint) por si quieres utilizarlo para comentar u otros fines, dentro del uso de la licencia CC BY-SA.

AP_RG_2232014

Fuente imagen trabajador: Openclips.

Advertisements

One Reply to “Idea de negocio: “Funcionarios trabajando el 100% de su jornada laboral””

  1. Buenos días.

    A continuación incluyo el comentario de Antonio Viader (que se ha incluido en otro post por arte de magia informática- https://rootgood.com/2014/03/02/cuantos-euros-pagarias-tu-por-una-idea-si-se-la-encargases-a-alguien/).

    Antonio, comento también sobre tus puntos:
    1) Estoy totalmente de acuerdo contigo en el concepto de suma cero. Se trata de redireccionar recursos más que de “fabricarlos”.
    3) Creo que sería más fácil empezar desde abajo, con un piloto pequeño a nivel estatal. Facebook en el fondo empezó únicamente con la Universidad de Harvard, segmentando mucho al principio. Creo que el modelo se podrá vender muy bien si se obtienen resultados tangibles, aunque sea a pequeña escala. Así empezó Facebook realmente.
    2) Estoy totalmente de acuerdo en que las horas pueden engañar. Será esencial que la empresa auditora utilice unos indicadores suficientemente eficaces para evaluar a las personas, (p.ej: expedientes tramitados, consultas atendidas, valoraciones positivas recibidas o cualquier otro de aplicación).
    Muchas gracias de nuevo por tus comentarios.
    Ernesto Lluch

    COMENTARIO DE ANTONIO VIADER.
    https://rootgood.com/2014/03/02/cuantos-euros-pagarias-tu-por-una-idea-si-se-la-encargases-a-alguien/
    La idea me parece muy buena. En el sector público hay gente muy capaz que no puede ser más productiva porque el actual sistema no premia la productividad individual ni en equipo sino que la penaliza.
    En todo caso, creo que para ser operativo el modelo debería tener en cuenta tres aspectos:
    – Debería ser un “juego de suma cero”. El incremento presupuestario por aumento de productividad de uno debería equilibrarse con un decremento en el presupuesto del otro. De lo contrario habría que aplicar presupuesto adicional para el total del sistema público, cosa que parece poco factible en el actual contexto
    – Discrepo en utilizar el nº de horas como unidad de equivalencia. Cualquiera que conozca el sector público habrá visto auténticos expertos en fichar horas que no sirven para nada en el mejor de los casos. Creo que habría que buscar entregables e indicadores de gestión y resultados equiparables entre administraciones con competencias similares y generar el mercado de intercambio a partir de ahí
    – Para que haya una mínima posibilidad de poner esto en marcha creo que hay que plantearlo en instancias a nivel europeo
    Enhorabuena por la iniciativa y espero que se concrete algún día más pronto que tarde.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s