Aplicación del principio de creatividad “ELIMINAR” para la modificación de la idea “Trabajar para mí y para tí”

1) Antecedentes

La metodología TRIZ (Teoría de Resolución Innovadora de Problemas o Theory of Inventive Problem Solving) es una teoría general para la búsqueda de soluciones a problemas:

  • Esta teoría fue desarrollada por un inventor ruso llamado Genrich Altshuller que la propuso. De hecho, sugirió al gobierno de Stalin la modificación de la política de innovación y relativa a patentes, lo cual derivó en su encarcelamiento en un campo de concentración (“curiosa” manera del gobierno ruso de incentivar la innovación). A pesar de todo ello, al salir continuó trabajando y consiguió, tras un proceso de revisión de más de 2 millones de patentes, llegar a la conclusión de que cualquier problema puede resolverse mediante la aplicación de uno de los 40 principios de creatividad identificados. En el enlace anterior podéis acceder a dichos principios en un documento donde se incluyen bastantes ejemplos ligados al mundo fabril o del diseño industrial puro y duro. Mi intención en rootgood es aplicar los principios de TRIZ de una manera más generalista, para afrontar la modificación de las ideas planteadas independientemente de si estas hacen referencia a elementos materiales o simplemente inmateriales o conceptuales.
  • La historia de TRIZ seguirá pasando desapercibida para la gran mayoría del público profesional hasta que alguien filme una película. Sorprendentemente, el descubrimiento de Altshuller fue gigante, a mi humilde modo de ver. Ni más ni menos que “tipificar cómo hacer creatividad con un abanico perfectamente identificado de 40 principios que además han sido ya probados en cientos de miles de patentes e invenciones”. Es más, empresas como Samsung están ya aplicando TRIZ de manera generalizada.

Uno de los 40 principios de TRIZ es el de eliminar. En este post aplicamos dicho principio a encontrar nuevas versiones de la idea “Trabajar para mí, trabajar para tí“.

2) Aplicación de la técnica de creatividad al ejemplo

En este post vemos cómo aplicar el principio de “Quitar”  en la idea “Trabajar para mí o para tí“.

Este principio de creatividad se basa en eliminar alguno de los elementos previamente existentes. En este caso eliminamos a la empresa de formación externa que se contrataría para la formación del familiar del empleado que hace horas extra. Por tanto, sería el personal de la propia empresa del trabajador por cuenta ajena el que formaría al familiar desempleado, por ejemplo, en una disciplina de futuro (o presente, según se mire) como las redes sociales. El único condicionante natural sería el exigir a dicho familiar no irse a la competencia a aplicar dichos conocimientos, al menos durante un periodo de tiempo determinado (p.ej: si fuera el equipo de Redes Sociales de Telefónica quien diera la formación el familiar receptor de la misma debería comprometerse a no acabar haciendo funciones de Community Manager en Vodafone o empresa similar).

En el video siguiente explico el ejemplo de una manera sintética. Además, la propia presentación del video anterior la podeis descargar gratuitamente de Google Drive.

No obstante, es de señalar que podría haber muchas más posibilidades de aplicación del principio de eliminación que derivarían en diferentes variantes del negocio. Así:

  • Se podría “eliminar” en el flujograma a la propia empresa del trabajador por cuenta ajena. Con ello, el trabajador podría aportar directamente valor a la empresa de formación, p.ej, si fuera auditor o contable aportando conocimiento en el proceso de auditoría de la misma. Es decir, aportando directamente en especie.
  • Se podría “eliminar” en el flujograma el concepto de “aportar horas” o “aportar en especie”. Es decir, el trabajador podría simplemente comprometerse a quedarse X número de meses en la empresa, de la misma manera que cuando se remunera con un MBA.
  • Se podría “eliminar” en el flujograma la figura del desemplado. ¿Cómo hacer esto? Creando una lista de contratación preferente de familiares de trabajadores, al menos, de los más valiosos.
  • Se podría “eliminar” en el flujograma al trabajador en sí. La empresa simplemente dotaría una cantidad para acometer esta formación con una cierta escala de manera que incentive la retención de los empleados que considere más valiosos estratégicamente para la compañía. El trabajador no tendría por qué aportar horas extra.

Como veis, se trata de conceptualmente ir “quitando” o “eliminando” elementos del flujograma básico de la idea.

Por ello, os animo a sugerir modificaciones a la idea de “Trabajar para mí y para tí” o a cualquier otra de rootgood. También os animo a participar con vuestros comentarios. Puedes escribirme a ernesto.lluch1974@gmail.com. Contestaré lo antes que pueda, será un placer. 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s