Idea de negocio: “Trabajar para mí y para tí”

¿Cómo podéis tu empresa y tu ayudar a que tus familiares encuentren empleo? Autor idea inicial: Ernesto Lluch Moreno.

1) Antecedentes

Existen actualmente 1,8 millones de hogares en España con todos los miembros desempleados. Este drama social requiere que estas personas reciban ayuda exterior para formarse en disciplinas de valor añadido que les permita reciclarse como profesionales y encontrar otro trabajo. Por otra parte, muchas personas que trabajan por cuenta ajena no tienen tiempo ni, aparentemente recursos, para ayudar a sus familiares o amigos desempleados.

RG_visualizar Veo a todo el mundo corriendo de un lado a otro. Es un hecho significativo la falta generalizada de tiempo para poder hacer cosas por los demás. En la vida ajetreada actual es muy difícil encontrar tiempo, en ocasiones incluso para cosas importantes. Según el último estudio del INE de 2009-2010, los españoles dedicamos las 24 horas de nuestro día medio conforme a los datos que se muestran en la gráfica inferior. Como puede verse, hay bolsas de tiempo que se pueden aprovechar (p.ej: 3 horas largas a medios de comunicación, que actualmente equivalen en un porcentaje importante a telebasura o telediarios de noticias negativas).

uso tiempo

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. 

RG_visualizar Veo a una persona trabajando en una empresa rentable y “fabricando billetes” cada minuto. La productividad de un empleado es máxima cuando hace lo que realmente sabe hacer. Así, para conseguir el máximo rendimiento económico de un trabajador lo ideal es que dicho trabajador se dedique a lo que sabe. Una pregunta lícita es, ¿cuánta riqueza (PIB) genera un trabajador a la hora? En promedio en España, según el INE, 28 €. Otra pregunta apropiada sería, ¿cuánta riqueza genera un trabajador para la organización a la que pertenece? En este caso, deberíamos dividir beneficios por empleado entre horas trabajadas. Tomando por ejemplo el caso de IKEA, esta compañía tuvo en 2009 un beneficio neto de 2.538 mil millones de dólares. Con una plantilla de 139.000 empleados y suponiendo 46 semanas de trabajo de 40 horas, ello resulta que el empleado medio de IKEA contribuye en promedio en cada hora suya en 9.923 € (lo que cuesta un coche). 

Qué bueno sería que cada minuto que trabajáramos contabilizara para para generar ingresos adicionales para las organizaciones en las que trabajamos. Me viene siempre a la cabeza una película llamada “La tapadera” y el libro de John Grisham en el que está basada. Aquí se cuenta como Mitchell Mcdeere, el protagonista, va facturando como abogado a sus clientes cada minuto de tiempo que dedica a los mismos, tanto sentado físicamente en su lugar de trabajo como yendo a trabajar en el coche. Nos pasamos la vida trabajando, lo cual es un placer en muchas circunstancias, pero también pensamos en trabajo en muchos momentos y mandamos mails también en momentos de vida personal. ¿No sería lógico que dichos momentos contaran como tiempo dedicado a la empresa?

RG_visualizar Veo que la experiencia y conocimiento es mucho más importante que aportar el 0,00001% de los beneficios (“la limosna”). Muchas veces en los trabajos se ve que la manera de colaborar es llevar juguetes, aportar comida para bancos de alimentos, etc. Todas estas actividades son sumamente loables e incluso necesarias. Pero la actividad de ofrecer tiempo, junto con experiencia concreta, tiene un valor incalculable. Imagina qué valor tendría el asesoramiento de Jeff Bezos de Amazon o alguien de su equipo en la optimización logística de una ONG enfocada a la prevención del hambre. Sin duda que el dinero tendría mucho valor, pero no solo el dinero tiene valor sino también la experiencia, la voluntad.

Un día ví en el telediario que una peluquería donaría un día de trabajo a una organización que luchaba contra una enfermedad ampliamente extendida. En ese momento pensé: ¿no podrían hacer eso muchas otras empresas? Es más, ¿no se verían incentivadas a hacerlo si fuera acompañado de un incremento de la productividad de los trabajadores?

RG_sentir Siento la frustración de que en España sea difícil reciclarse profesionalmente.  ¿Quien no tiene amigos del sector de la construcción que les ha costado muchísimo emplearse por, aun siendo muy valiosos, no ser aceptados en otras disciplinas?. Que importante es la experiencia pero qué importante también es tener formación práctica y adecuada para poder trabajar. Vivimos en un mundo en que hay que estar permanentemente reciclándose. Cuando alguien se pone al lado nuestro y nos enseña algo, eso tiene mucho valor. Alguna vez he leido algún tweet de Rodolfo Carpintier, inversor español en proyectos de internet, de lo mucho que se aprende simplemente escuchando una conversación entre 2 emprendedores.

Por otra parte, muchas veces he pensado que no se trata tanto de dar paro a la gente o de darles trabajos absurdos como levantar aceras que acaban de ser arregladas. Que lo importante es realmente darles formación práctica sobre temas de futuro. Repito, formación práctica sobre temas de futuro. ¿Cuáles pueden ser esos temas en España? En mi opinión algunos tales como redes sociales para ofrecer a los potenciales clientes lo que realmente necesitan, las tecnologías de eficiencia energética, la programación informática y demás. ¿Y qué es formación práctica? En mi opinión, aprender con ejemplos, como en rootgood.

RG_sentir Siento que hay mucho márgen para que una persona sea más leal a su empresa. En el mundo actual, cada vez es menos constante la permanencia en una misma organización. Actualmente se cambia mucho de trabajo y la lealtad está “un tanto ausente”. Pensé, ¿qué pasaría si la empresa para la que trabajamos permitiera, con nuestras horas extra, que consiguieramos un trabajo para una persona de nuestra familia o nuestro entorno?  Es difícil pensar que no tendría un carácter ciertamente positivo y emocional a la vez.

2) La idea inicial

Esta idea plantea la posibilidad de que un trabajador haga voluntariamente horas extra para que su empresa haga un porcentaje de donación de los ingresos adicionales asociados a dichas horas extra para cursos de formación de personas seleccionadas por el trabajador.

  1. Puedes ver la idea  (ver video más arriba o ver pdf)
  2. Puedes editarla (descargar Powerpoint, 19 slides)
  3. Puedes subir nuevas versiones (– ver ejemplos de cómo hacer esto -) o ver las de otras personas (entra en el post)
  4. Puedes comentar sobre la idea (comenta en el post) o ver los comentarios de otras personas (entra en el post)

Con carácter general me gusta aportar tanto a las ideas de otras personas como a las ideas inicialmente creadas por mí. Sin embargo, tengo muy claro que el valor reside en que varias personas participen y abran un diálogo para moldear, discutir y mejorar la idea de negocio en cuestión. 

Por ello, os animo por tanto a participar con nuevas versiones de esta idea (ver cómo hacer esto) y/o a aportar comentarios, datos, informaciones u opiniones a la misma. Para cualquier recomendación general sobre rootgood puedes también escribirme a ernesto.lluch1974@gmail.com. Contestaré lo antes que pueda, será un placer.

 

Advertisements

3 Replies to “Idea de negocio: “Trabajar para mí y para tí””

  1. Reflexionando sobre la cuestión, creo que la idea debería estar enfocada a personas que trabajan a tiempo parcial y que no tienen obligaciones por las tardes, por ejemplo, cuidando niños.

    Solamente estas personas que tienen “algo de tiempo” serían capaces de sacar un tiempo adicional para que las horas extras contaran para dotar cursos de formación para sus familiares. En el caso de tener niños a nuestro cargo, realmente tampoco sería un problema pero habría que pensar en un sistema basado en el teletrabajo. Para los que somos “oficinistas” la realidad es que actualmente ya tenemos tecnología para eventualmente demostrar que hemos trabajado 2 o 3 horas, siempre que avalemos dicho trabajo con un registro de conexión y desconexión y con documentos (mails, documentos de texto o sucedáneos).

    Finalmente, adjunto también alguna variante en el esquema de proceso (ver https://drive.google.com/file/d/0B1AFEzFGlGRfYU5Dc0VkMFk1OWc/edit?usp=sharing).

    Como veis he puesto un porcentaje “simbólico” de ingresos para el trabajador (10%) para cubrir gastos básicos de transporte o cualesquiera otros que puedan surgir derivados de trabajar en un horario en el que no estemos habituados. Por ejemplo, el quedarse a trabajar por la tarde podría derivar en gastos de comida. Estos cálculos deberían salir para la empresa en que se aplique esta solución.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s